Kokedamas

Mimos y consejos

Las kokedamas son fáciles de mantener porque no requieren demasiados cuidados especiales. Han de tratarse según las necesidades de riego, luz y humedad del tipo de planta que contienen. La única particularidad es la forma en que se riegan: por inmersión!

Instrucciones de riego

1- Colocar la kokedama en un recipiente con agua hasta que la bola quede totalmente cubierta y mantenerla sumergida unos instantes.
2- Retirar y escurrir presionando ligeramente con la mano.
3- Dejar reposar en su lugar habitual.

Riego complementario: para una mejor conservación del musgo se recomienda pulverizar la bola entre riegos, sobre todo en tipos de plantas que no requieren riegos frecuentes.

Abono: disolver fertilizante líquido en el agua de riego.

Crecimiento: las kokedamas funcionan como una maceta normal en la que la planta crece mientras tiene espacio para hacerlo. Por eso, llegado el momento, tenemos la opción de agrandar la bola si pretendemos que la planta siga creciendo. Sino, podemos “plantarla” en una maceta más espaciosa. ¡Nosotros podemos ayudarte en este momento!