Materiales preservados

Mimos y cuidados

Los materiales preservados son elementos 100% naturales que han sido sometidos a un proceso poco conocido popularmente denominado liofilización.

A través de este procedimiento se logra extraer la humedad natural de las plantas y se la reemplaza por otros elementos que permiten que mantenga su aspecto vivo en general, textura y color, aunque ya no necesiten ningún tipo de mantenimiento.

La liofilización se aplica a musgos, helechos y un sinfín de plantas variadas, con las que se realizan desde muros vegetales a ramos de novia.

Si bien los preservados no necesitan mantenimiento, se deben tener en cuenta ciertos aspectos para no perjudicar los materiales y que éstos duren mucho tiempo en perfectas condiciones.

Existen dos factores que pueden dañar el material preservado: la exposición al sol directa y el agua. También hay que tener cierto cuidado con los ambientes demasiado húmedos. Así que nada de riego! Sólo disfrutar el siempre verde perfecto 🙂

Musgo preservado mimos