Plantas Aéreas

Mimos y consejos

Las tillandsias son muy sencillas de mantener porque son plantas con una gran capacidad de adaptación y que pueden vivir en diferentes tipos de climas.

En su hábitat natural sobreviven de la humedad y nutrientes del aire. De hecho suelen verse en muchos lugares creciendo cogidas de un gancho de hierro o similar y a través de tiempo van creciendo sin ningún tipo de cuidado. Pero en espacios interiores si que necesitarán ser regadas con cierta frecuencia, que dependerá del tipo de clima del lugar, pero orientativamente puede decirse que se han de “regar” una o dos veces por semana.

La forma más habitual es sencillamente pulverizando agua sin cal de manera abundante sobre la planta. También funciona muy bien sumergirlas en agua por espacio de unos pocos minutos y luego escurrirlas cuidadosamente para que no queden “excesos” de agua alojados entre sus hojas.

Como cualquier planta, cada tanto agradecen ser “abonadas” con fertilizante para plantas universal.

 

Plantas aéreas mimos