Terrarios

Mimos y consejos

TERRARIO DE PLANTAS AEREAS

Los terrarios de plantas aéreas o tillandsias son muy sencillos de mantener. Sólo requieren pulverizaciones regulares y abundantes una o dos veces por semana con agua sin cal. También les va muy bien ser sumergidas en agua por espacio de unos pocos minutos y luego escurrirlas cuidadosamente para que no queden “excesos” de agua alojados entre sus hojas. La frecuencia aproximada sería de una a dos veces por semana. Como cualquier planta, cada tanto agradecen ser “abonadas” con fertilizante para plantas universal diluido en el agua de riego.

 

TERRARIOS DE PLANTAS Y MUSGOS PRESERVADOS

Si bien las plantas preservadas se mantienen durante muchísimos años sin mantenimiento alguno, deben considerarse que no les de los rayos del sol directos para mantener el color y evitar el contacto con el agua, ya que podrían dañarse. Así que nada de riego! Sólo disfrutar el siempre verde perfecto.

TERRARIO DE PLANTAS CRASAS

En general, las plantas crasas requerirán mucha luz y riego moderado a escaso. Dependiendo de la cantidad de luz, el tipo de contenedor, la cercanía a una ventana, la frecuencia de riego puede variar, pero lo ideal es esperar que la capa superficial de tierra se haya secado antes de volver a regar.

TERRARIO DE MUSGOS Y PLANTAS VERDES

Los terrarios de musgos vivos y plantas verdes normalmente necesitarán un aporte de luz, aunque indirecto. De hecho hasta la luz artificial puede servirles. Los riegos deberán ser frecuentes, aunque sin exagerar para evitar excesos. También dependerá del tipo de contenedor que tengan, si es cerrado o abierto. Lo importante es ver que el musgo siempre esté con cierta humedad. La forma más fácil de regar es con la ayuda de un pulverizador.